Uruguay: Sector forestal necesita estimular plantaciones

27/12/2013

27.12.13  En 24 años -entre 1988 y 2012-, el Producto Interno Bruto (PIB) del agro creció 57% a una tasa promedio de 1,9% anual. Sin embargo, el PIB del sector forestal (silvicultura) aumentó 180% y mostró una tasa de crecimiento anual de 4,4%, siendo el sector que más contribuyó al crecimiento del PIB agropecuario.

Según el trabajo “Cadena forestal madera: desempeño reciente y desafíos”, elaborado por el ingeniero agrónomo Humberto Tommasino y publicado en el Anuario 2013 de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), uno de los principales desafíos que tiene por delante la forestación uruguaya, es diseñar mecanismos que estimulen las plantaciones y que, principalmente, promuevan inversiones que generen un valor agregado para la madera exportada.
En 1990 había 45.000 hectáreas plantadas, en 2000 se había llegado a 600.000 hectáreas y 12 años después se logró alcanzar 1 millón de hectáreas.
Según el trabajo mencionado anteriormente, en el Norte, entre 2000 y 2012, la superficie forestada creció 50% y llegó a ocupar 270.000 hectáreas que representan el 28% del área total. Dentro de esa región, los pinos ocupan el 68% del área y los eucaliptos el 32%. La madera producida tiene por destino el aserrío y debobinado, operando en la región industrias internacionales de gran porte como Weyerhaeuser y Urupanel que fabrican tableros contrachapados y tableros de fibra. Pero también se encuentra la Compañía Forestal Uruguaya que se dedica a la industrialización y comercialización de eucaliptos Grandis.
A pesar del área alcanzada, no existen limitantes de crecimiento y el trabajo de Opypa mostró que puede expandirse unas 400.000 hectáreas que es bastante más de lo que actualmente está plantado.
En el Litoral Oeste fue donde se registró el menor crecimiento del período (+44%) y en 2012 ocupaba el 31% de la superficie total forestada. En esta zona productiva, el 86% del área está ocupada por eucaliptos glóbulos y el 14% restante por pinos.
En esta zona, el principal destino de la madera es la planta de UPM en Fray Bentos. También en esta zona se podría registrar una expansión importante, con una frontera forestal estimada de 350.000 hectáreas.
En el Centro-Sureste, según el trabajo, es la región con más crecimiento adentro del sector (+76%) y con sus 395.000 hectáreas es la más densamente forestada, representando el 41% del total de la superficie plantada. El 91% del área es ocupada por eucaliptos y apenas 9% por pinos. La composición de especies determina que la madera producida tenga por destino el aserrío y la producción de celulosa. En esta región hay 1,5 millones de hectáreas disponibles para la producción de árboles y es la que tiene el mayor potencial forestal.
Entre los demás desafíos que enfrenta la forestación uruguaya se encuentra la elaboración de un plan estratégico a largo plazo que esté consensuado entre todos los sectores.
El crecimiento también demandará un fuerte impulso a la investigación con cuatro ejes fundamentales: uso de suelos, conservación del medio ambiente, diversificación de las especies a plantar y utilización de los productos forestales como fuentes productoras de energía. No menos importante es la promoción e integración de los ganaderos familiares y los colonos con los bosques implantados, potenciando las sinergías.


Heladas en la Argentina

Más Producción TV

10 años en la Tv Misionera sábados de 13 a 14 hs. Canal 12. Posadas-Multimedios Sapem.